Lo que un Arquitecto debe de saber

Después de varios años de trabajar como arquitecto, tanto en diseño como en construcción, he tenido el placer de colaborar con diferentes tipos de clientes; cada uno con diferentes necesidades; algunos solo necesitan ayuda con un dibujo, una idea, una asesoría, una plática casual; algo que les ayude a acomodar sus ideas; por lo menos es lo que ellos dicen.

A percepción muy personal, lo que los clientes, familiares y amigos realmente necesitan va un poco más allá que solo una ayuda informal. Lo que requieren es una persona que tenga conocimientos básicos, por lo menos de administración, antropometría, astronomía, artes plásticas, carpintería, decoración, equilibrio, electricidad, fotometría, geometría, iluminación, isoptica, matemáticas, medicina, negocios, pintura, proporción, psicología, volumetría; hay que saber de colores, precios, conocer fabricantes, materiales, productos, proveedores, rendimiento de sistemas, tecnología, tiempos de ejecución y programación de actividades; además, hay que tener valores morales como adaptación, competitividad, creatividad, confianza, devoción, disciplina, discreción, educación, eficacia, eficiencia, empatía, entusiasmo, ética, excelencia, gratitud, honestidad, humildad, honor, inteligencias, integridad, intuición, madurez, lealtad, obediencia, obsesión, pasión, paciencia, pericia, perseverancia, prudencia, propiedad, responsabilidad, seguridad, sencillez, serenidad, solidaridad, trabajo en equipo, tolerancia, transparencia, visión entre muchas otras. Como arquitecto, uno debe saber abrir, analizar, asegurar, asesorar, comprender, comunicar, cuidar, dibujar, decidir, ejecutar, escoger, escuchar, expresar, guiar, hablar, imponer, innovar, interpretar, observar, razonar, respetar, servir, valorar y saber vender. Hay que ser autocrítico, coherente, consiente, decidido, detallista, elegante, idealista, inagotable, mediador, obligado, optimista, persistente, servicial, simple, sutil, práctico y algo muy importante es saber salir de la zona de confort e ideales para complacer a nuestros clientes.

Probablemente, estas sean unas de las razones por las que, contratar a un arquitecto puede ser una muy buena idea para lograr aterrizar los deseos y necesidades de los clientes.

Por Arq. Fernando Felix / Director General / Riveras Building

 

One Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *